9 consejos para pasar una Navidad saludable

A sólo un par de días de Navidad y próximos al Año nuevo es difícil resistirse a ya estar comiendo cosas como pan de pascua, panetones o galletas navideñas, sobre todo cuando la publicidad te lo recuerda todo el día y las vitrinas en supermercados se llenan de alimentos procesados propios de estas fechas.

Pero espera!…aún no es Navidad. No pretendas consumir alimentos y bebidas típicas desde comienzo de diciembre hasta fines de enero y esperar que ésto no afecte tu salud y no te deje unos cuántos kilos de grasa corporal extra ¿verdad? La clave es disfrutar concientemente las festividades los días que corresponde.

1. Comienza con un desayuno nutritivo: La idea es que sea un desayuno liviano pero cargado de nutrientes y fibra. Puedes optar por opciones como un omelette con verduras y un poco de fruta por ejemplo. Te ayudará a comenzar bien la jornada y controlar tu apetito durante el día.

2. Continúa con un buen almuerzo: Planifícate desde hoy para que no andes corriendo en Navidad. Puedes dejar armada una comida liviana en base a vegetales verdes (una buena cantidad), grasas buenas como la palta o semillas, alguna proteína como pollo o pescado y algo de cereal como la quinoa. Acompaña tu plato con bastante agua. La idea que te nutras y no llegues muriendo de hambre a la cena donde te atacará la gula y comerás demás por no haberte alimentado bien en el día.

3. Comienza tu cena de navidad con la ensalada: Siempre las verduras deben representar una importante cantidad dentro de tu plato. Te aportarán fibra y agua que ayudarán a ocupar espacio en tu estómago antes del plato de fondo.

4. ¡No tragues! disfruta tu comida: Nadie te apura, la cena de Navidad es un momento para compartir con quienes quieres y qué mejor que hacerlo sentados en la mesa disfrutando una rica comida, conversando y riendo. Dale tiempo a tu estómago para que alcance a avisarle a tu cerebro que ya estás saciado. Si comes rápido esto no sucederá y seguro terminas comiendo más de la cuenta.

5. Modera tu ingesta de alcochol: Ten en cuenta que son calorías vacías. Si comes liviano pero de todas formas te excedes en el alcohol subirás igual de peso. Si vas a tomar, prefiere vino o champaña. Un par de copas para la noche será suficiente.

6. Que la sobremesa no sea para seguir comiendo: Evita tener en tu casa la mesa repleta de decenas de opciones de dulces navideños y postres. Prefiere un postre ligero hecho en casa o bien toma un café solo, acompañado de una galletita navideña o un pequeño trozo de pan de pascua. Escucha a tu cuerpo y no sigas comiendo por gula si ya quedaste saciado con la cena.

7. Lo más importante…las fiestas de fin de año no duran todo enero: Celebra los días festivos y luego vuelve a tu rutina habitual, ingiriendo una alimentación equilibrada y sana. ¿No te puedes pasar toda la semana entre navidad y año nuevo tomando cola de mono (ponche) o comiendo pan de pascua hasta fines de enero en la once verdad? Es muy fácil subir 3 kilos de grasa con las comilonas y que luego se queden contigo para siempre.

8. No olvides descansar: Comparte hasta una hora prudente con tus familiares y amigos, desconéctate de las pantallas antes de ir a la cama y procura estar cómod@ para tener un sueño profundo. Recuerda que existen hormonas que regulan nuestro apetito que se alteran si no dormimos bien.

9. ¡A moverse! Aprovecha el día siguiente para caminar al aire libre con tu familia o hacer un picnic saludable en el parque y aprovechar de estrenar junto a tus hijos, sobrinos, etc esos juguetitos nuevos jejeje

Como consejo final, prefiere consumir alimentos reales, comida fresca hecha en casa y aléjate de los alimentos ultraprocesados como snacks, quequitos, helados y gallitas envasadas quienes son enemigos de tu salud no sólo en esta fecha, si no todo el año.

Escribir un comentario