¿Sabes si estás comiendo realmente pan integral?

No cabe duda que el pan es uno de los alimentos más consumidos por los chilenos y por esto en los últimos años ha incrementado la oferta en comercios de panes integrales ya que se asocian a beneficios saludables. Sin embargo no todos los panes integrales son iguales, muchos son demasiado mercadeo y es habitual que las personas compren un producto por que en la parte frontal dice “integral” o “alto en fibra” y no se fijen en el etiquetado nutricional ni el listado de ingredientes.

CONCEPTOS BÁSICOS

 

Un grano integral está formado por:

– El salvado que es la parte exterior rica en fibra, vitamina B y minerales

– El germen, el cual es rico en antioxidantes, vitamina B, minerales

– Y el endospermo, parte interna que aporta carbohidratos y proteínas

La harina blanca con la cual comúnmente se hace pan, galletas, pasteles y otras masas tiene un alto nivel de refinamiento, lo que reduce en gran medida la cantidad de vitaminas y minerales, se pierde la fibra y eleva de forma brusca la glicemia (azúcar en sangre). En cambio el pan integral está hecho en base a harina integral, la cual trae consigo muchos más nutrientes y fibra, ayudando a mejorar la digestión, sentir mayor saciedad y controlar la glicemia.

¿CÓMO ESCOGER UN BUEN PAN INTEGRAL ENTONCES?

Más allá de las calorías debes fijarte en los ingredientes. El listado de ingredientes al reverso de los envases viene ordenado en forma descendente, es decir, desde lo que más tiene a lo que menos tiene el pan que estás comprando.

Si quieres comer pan verdaderamente integral fíjate que diga harina integral 100% o bien que la única harina que aparezca en el listado sea harina integral. De no ser así, trata de comprar uno que al menos tenga un 75% de harina integral.

PARA TENER EN CUENTA…

– El pan blanco “alto en fibra”, si bien es una opción mejor que el pan blanco común, no es equivalente al pan integral, ya que está hecho con harina refinada y luego le agrega salvado.

– El pan light, no es necesariamente bajo en calorías, a veces se refiere a que es light en sodio por ejemplo. Lee bien las etiquetas.

– El color más oscuro de un pan no es sinónimo de que es “más integral”.

– El pan integral debería incluirse como parte de la dieta habitual de las personas ya que si bien aporta prácticamente las mismas calorías que el pan blanco, contiene más nutrientes y fibra, trayendo los beneficios para la salud anteriormente mencionados y ayudando indirectamente a controlar el peso.

– En panadería es difícil saber si al pan es 100% integral, al menos que indique u composición o le preguntes al panadero. Así que debes tener ojo.

Escribir un comentario